Blogia

Salud Cubana

Primeras vacunas cubanas alergenas en Forum Nacional

Los primeros extractos alergenos con carácter terapéutico para el tratamiento del asma desarrollados en Cuba, figuran entre los trabajos presentados al XV Forum Nacional de Ciencia y Técnica, que comienzó hoy en la ciudad de La Habana.


A la cita se presentan las evidencias clínicas de las tres vacunas del tipo Valergen, probadas en hospitales de la Ciudad de La Habana con una eficacia del 71 por ciento, lo cual permitió reducir los síntomas y la cantidad de medicamentos consumidos por los pacientes.
El master en ciencias, Alexis Labrada, jefe del Departamento de Alérgenos del Centro Nacional de Biopreparados (BIOCEN), dijo que esos productos están registrados y permiten disminuir las reacciones del individuo ante los agentes que provocan la alergia.

Apuntó que se iniciaron en el Hospital General Calixto García los ensayos clínicos con la aplicación sublingual en lugar de la inyectable, con vista a reducir las molestias y comprobar su nivel de eficacia.
 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Seguiremos luchando por las ideas y los sueños de Fidel

Seguiremos luchando por las ideas y los sueños de Fidel

Seguiremos luchando por las ideas y los sueños a los que Fidel ha dedicado su vida. Cuando los hombres de su generación no estén tenemos la convicción de que el pueblo habrá hecho suyos estos principios.

Fidel es portador –gracias al magisterio mostrado durante todos estos años- de cualidades que han trascendido a la Revolución Cubana e, incluso, al pueblo.Es un ejemplo de unidad, de ética, desprendimiento por las cosas materiales, coherencia, rigor personal, la práctica de la verdad, la sensibilidad, modestia y falta de vanidades, deber de aprender de cualquier político revolucionario, la idea de que siempre es posible revertir una derrota en victoria, la aspiración de la justicia para todos, la fuerza de las ideas, el hecho de que nunca ha dejado de sentir como ser humano, y la ausencia de odios hacia cualquier persona.

Muchas de estas ideas forman parte de una nueva nación, marcada en los últimos 50 años por la genuina revolución social llevada a cabo.

Para Fidel el fin no justifica los medios. No se puede lograr la victoria a cualquier precio. Es por eso que en Cuba nunca se ha torturado a un prisionero. Se pierde la autoridad moral si falta la ética en la actuación.

La ausencia de vanidad, el desprendimiento por las cosas materiales, se ha convertido también en una cualidad esencial de la Revolución, de ahí la solidaridad vista como desprendimiento y no como comprometimiento político. No hay un solo ejemplo de que la Revolución Cubana pidió algo a cambio; no entregó lo que le sobraba, sino compartió lo que tenía,

Nunca un diplomático cubano ha tenido que defender en una tribuna una causa en la que no cree, eso explica la coherencia de los principios de la Revolución, otra de sus cualidades.

Fidel se ha convertido en un líder indiscutible, seguido y amado por las masas populares. Por eso agregó no hay un dirigente cubano que no entienda la idea de que el ejemplo personal es esencial y es deber, y que los jefes solo tienen derecho a más sacrificio y restricciones. “Para guiar a este pueblo hay que encabezarlo, y encabezarlo quiere decir ir a la punta de la vanguardia”.

Fidel cree en la aspiración de la justicia para todos. Muchos aspiran la justicia para sí, hay quienes piensan en esta para la familia o el entorno más cercano, para su pueblo, para su nación, pero para Fidel la idea de luchar por la justicia no tiene fronteras.

Por eso hoy Cuba dedica gran importancia a la formación de médicos, “formaremos médicos para el resto del mundo”, recordó el canciller las palabras del líder, por lo cual hoy 30 mil galenos cubanos prestan sus servicios en 69 países.

Eso hace que los científicos cubanos trabajen arduamente por una vacuna contra la malaria, una enfermedad que no existe en Cuba. Las transnacionales no gastan dinero en eso, pues esas son medicinas de pobres.

Destaco en él la fuerza de sus ideas, el hecho de que nunca ha dejado de sentirse como un ser humano.Resalto el odio profundo de Fidel hacia la injusticia, el hambre, la discriminación racial y aseguro que la Revolución Cubana nunca se ha basado en odios.

Comienzan actividades por el Día de la Medicina Latinoamericana

Con el reconocimiento popular a los trabajadores de la salud la jornada culminará el 3 de diciembre, aniversario 173 del natalicio del sabio cubano Carlos J. Finlay

El amplio y profundo reconocimiento del pueblo se hará sentir en la Jornada en homenaje a los trabajadores de la salud que se inicia el lunes 27 de noviembre y culmina el tres de diciembre, conmemorando el aniversario 173 del natalicio de sabio cubano Carlos J. Finlay, y cuyo lema central es “Junto a Fidel y a Raúl, unidos en la defensa de nuestra patria socialista por una medicina de excelencia”.

Homenajes a los cincuentenarios del sector, a los internacionalistas que cumplen misión en otras tierras del mundo, a la masa femenina que trabaja con entrega y abnegación en esta esfera de la salud, jornadas de trabajo voluntario, entrega de certificados por la sostenida labor en servicio del pueblo, serán las actividades centrales de esta Jornada dadas a conocer por la secretaria general del sindicato nacional de trabajadores de la salud María del Carmen Rodríguez y la viceministra de Salud Pública, doctora Marcia Cobas.

El acto central nacional se celebrará en el policlínico Aracelio Rodríguez, de Cumanayagua, en la provincia central de Sancti Spiíritus, primer municipio que fue sellado como Colectivo Moral, máxima distinción del organismo sindical, hace cinco años, y es reconocido no solo por la calidad de sus servicios y satisfacción brindada a la población sino por su labor docente ya que forma a alumnos latinoamericanos que habitan en casas de familias en ese territorio. En esa oportunidad se entregará un certificado especial por mantener esta condición ininterrumpidamente un lustro.

Para este sábado 25, como para previo, está señalada una movilización de trabajo voluntario en los centros hospitalarios que se restauran en el cinturón capitalino que comprende a los Institutos de Oncología, de Neurología, Ortopédico, y otros.

ESTUDIANTES, CINCUENTENARIOS, INTERNACIONALISTAS

El inicio de la Jornada coincide con el aniversario 135 del fusilamiento de los ocho estudiantes de medicina, considerado por nuestro Héroe Nacional José Martí como un frío crimen que espantó al mundo, y que tradicionalmente conmemoran los universitarios que hoy ven abrirse las puertas del saber y ofrecen su solidaridad, reconocidos en todos los continentes.

La mujer, ese 75% de la masa laboral de la salud, será homenajeada el día 28 en el policlínico Tomas Romay, en la Habana Vieja; el 29 será el acto con aquellos que han dedicado 50 o más años de su vida a esta abnegada labor en el Aula magna de la Universidad de La Habana, y ese propio día se harán entrega de distinciones en el Memorial Granma de la capital, así como los miembros de los Comités de Defensa de la Revolución del municipio Guanabacoa compartirán con sus galenos y enfermeras en ocasión especial esa noche

También los internacionalistas tendrán su homenaje, el día primero de diciembre, en la provincia Holguín.

RECUERDO A PITI FAJARDO

El recuerdo al legendario Manuel Piti Fajardo se hará sentir durante toda la Jornada, y especialmente el día 29 cuando habrá un homenaje en Trinidad, lugar donde cayera hace 46 años; una peregrinación en Manzanillo, su tierra natal; en el hospital capitalino Manuel Fajardo y será recordado en todos los centros que lleven su nombre.

Salud, una prioridad cubana

Los éxitos conquistados por Cuba durante más de 40 años en el terreno de la salud pública son conocidos y reconocidos en todo el planeta. No existe un solo  rincón del archipiélago al margen de sus programas. La atención médica, por ejemplo, no solo es gratuita, sino también masiva. Enfermedades que en otros países  son endémicas, aquí se han erradicado por completo. Es que el Estado cubano le confiere una alta prioridad a este sector, en tanto constituye uno de los principales indicadores para medir el desarrollo de una nación.

En los hospitales, un ingresado recibe las atenciones más esmeradas. Desde confortables cubículos para el descanso hasta todo tipo de exámenes y análisis. Ni él ni su familia desembolsan un solo centavo, aunque la estancia se prolongue durante meses. Si necesita un fármaco del área de moneda convertible, se le busca, cueste lo que cueste. Es que en un país como Cuba no hay nada  que supere en importancia a la vida de un ser humano.

La alimentación de los hospitalizados merece un comentario particular. Ni siquiera en los días más difíciles de la recesión económica cubana de los años 90 se dejó de tener en cuenta. A pesar de la falta de materias primas y de la escasa entrada de insumos al país, los enfermos nunca dejaron de efectuar sus comidas reglamentarias. Eso nos llena de orgullo, pues dice mucho del alto grado de sensibilidad mostrado por las autoridades al respecto.

En la dieta de un ingresado en un hospital cubano no faltan los ingredientes tradicionales, tales como carbohidratos, proteínas y grasas. Es una práctica generalizada el consumo de vegetales frescos, ricos en vitaminas. También a los enfermos se les sirve leche, carne y huevos, en dependencia de sus respectivos estados. En las instituciones se suele llevar un control estricto de la alimentación orientadas por los médicos. Los encargados de cumplimentar a fondo la tarea acostumbran a tomársela muy en serio.

En las instituciones médicas cubanas los ingresados no consumen los alimentos que sean capaces de pagar, sino los que sus anomalías sean capaces de exigir. Cada año las autoridades del sector planifican millones de pesos para que la dieta de un enfermo cumpla con el objetivo  de contribuir a que el menesteroso se cure en el menos tiempo posible. Se trata de un respeto legítimo de los derechos humanos del individuo.

El tratamiento alimentario que reciben los ingresados en los hospitales de la mayor de Las Antillas nos llena de satisfacción. Las circunstancias le pueden poner limitaciones a nuestra cazuela doméstica de hoy. Pero ningún hospitalizado se ha ido nunca a la cama con el estómago vacío.

Son conquistas que se sustentan en un proyecto social que tiene al ser humano como su principal prioridad. Cuba exhibe hoy ante el mundo un panorama de salud que es reconocido, incluso, por naciones que no comparten su ideología. A pesar del bloqueo que una vez más se encontró en la ONU con el rechazo de la inmensa mayoría de sus países miembros, nuestro país no ha dejado de desarrollar sus programas. Se trata de una hazaña que no tiene parangón en la historia de la humanidad. Es que para los hombres de bien en cualquier lugar del planeta la salud de sus semejantes es lo primero.

Casi medio millón de pacientes beneficiados por Operación Milagro

Casi medio millón de pacientes beneficiados por Operación Milagro

Casi medio millón de personas de 28 países se beneficiaron ya con la Operación Milagro, que devolvió o preservó la visión mediante operaciones gratuitas a esos pacientes de bajos recursos económicos.

Un informe del ministerio de Salud Pública a la recién efectuada Audiencia Parlamentaria, que trató sobre la marcha de los acuerdos de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), permitió conocer que hasta el miércoles pasado fueron operados un total de 485 476 pacientes, de ellos más de 290 000 son venezolanos.

Esas estadísticas fueron reveladas en sus palabras ante el plenario de legisladores por Elia Rosa Lemus, funcionaria del ministerio.

La Operación Milagro, creada por Cuba y apoyada por Venezuela, se convirtió ya en una gigantesca campaña de gran contenido social y humanitario.

Desde el comienzo, las operaciones se realizaban en los hospitales cubanos, pero con el objetivo de ampliar los beneficios a la gran masa de necesitados, se instalaron unidades con el mismo fin en otros países, siempre con asesoría de la Isla.

De esta forma, hoy en Venezuela funcionan 13 centros oftalmológicos con 28 posiciones quirúrgicas para operar allí y otras instalaciones similares prestan servicios en Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras y Bolivia.

Resulta interesante conocer que uno de cada 87 venezolanos ya fue atendido, también uno de cada 213 bolivianos y uno de cada 60 habitantes de Antigua y Barbuda.

El carácter solidario del ALBA en el ámbito de la salud pública se muestra también con la existencia de numerosos puntos móviles de estomatología en zonas humildes de Venezuela, como parte del programa Barrio Adentro, con la participación de especialistas cubanos.

Un total de 31 mil jóvenes de ese país sudamericano estudian medicina en los 8 000 puntos de atención primaria en funcionamiento en esas mismas áreas, lugares donde miles de médicos cubanos, junto a otros venezolanos, atienden a la población.

Se está revolucionando de esta forma la enseñanza en la carrera de medicina utilizando los medios modernos de transmisión de conocimientos en el mismo lugar donde se prestan los servicios, dijo Lemus.

Finalmente, recordó que alumnos provenientes de 12 países cursan estudios de medicina en facultades cubanas, también en forma gratuita, bajo la concepción de ser profesionales del ALBA, lo cual significa cooperación, solidaridad y lucha por la integración.

Cuba con ocho candidatos vacunales contra cáncer

Cuba con ocho candidatos vacunales contra cáncer

Cuba posee ocho candidatos vacunales terapéuticos contra el cáncer en distintas etapas de experimento, de los cuales tres están en fase III de ensayos clínicos, se explicó hoy en esta capital, durante el Taller Internacional Inmunoterapia 2006.

El doctor Agustín Lage, director del Centro de Inmunología Molecular (CIM), explicó a la prensa que de estas últimas, dos son destinadas al cáncer del pulmón y una para el de mama, y además existe otro producto vacunal, desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), para los tumores de próstata, producto que se prueba en humanos.

Afirmó que en los próximos años Cuba aspira a beneficiar al mayor número de pacientes que padecen cáncer, mediante novedosos tratamientos que combinan las terapias tradicionales con los anticuerpos monoclonales y las vacunas terapéuticas.

Entre las perspectivas inmediatas del CIM, el científico destacó el crecimiento de la capacidad industrial y el número de investigaciones clínicas con los productos biotecnológicos obtenidos en esa institución del polo científico del Oeste de la capital cubana.

Fundado por iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro en 1994, ese centro realiza más de 30 ensayos clínicos simultáneos en la nación, en pacientes con tumores de distintas localizaciones, y otros 15 en pueblos de América, Asia y Europa, puntualizó.

Entre esas naciones mencionó a Alemania, China, Canadá, Argentina y La India. Además, agregó, se mantienen conversaciones y negocios en este campo con prestigiosas firmas de los Estados Unidos.

El doctor en Ciencias destacó que el ensayo realizado en la India, en pacientes con cáncer de cabeza y cuello, desapareció el tumor en el 90 por ciento de los casos.

En otros tipos de quistes oncogénicos es menor la efectividad, pero siempre la tasa de remisión completa o borramiento total del tumor con el anticuerpo monoclonal es mayor que con los tratamientos convencionales, destacó a la AIN Agustín Lage.

Actualmente el Centro de Inmunología Molecular tiene registrado el anticuerpo monoclonal hR3, además de realizar ensayos clínicos con otros dos compuestos similares, y cuatro en estudios preclínicos, acotó.

Aseveró que en el caso del hR3, los ensayos clínicos fase II han demostrado buenos resultados en carcinomas de faringe, en China; en cáncer de cabeza y cuello, en la India; y en tumores cerebrales, en Cuba y Alemania.

Agustín Lage anunció que esa institución invierte en una nueva fábrica de anticuerpos monoclonales, que deberá iniciar sus operaciones a finales del próximo año, para continuar la ampliación de los ensayos en otras localizaciones de cáncer y países.

El CIM ha transferido sus tecnologías de producción de anticuerpos monoclonales a fábricas en China y la India, naciones con las que tiene empresas mixtas en este campo. Las transferencias también se realizaron a Brasil.

Cada año en Cuba fallecen unas 19 mil personas debido a tumores malignos y se diagnostican un promedio de 29 mil nuevos casos, precisó el experto.

Contundente Victoria de Cuba en la ONU.

Contundente Victoria de Cuba en la ONU.

Derrotada maniobra yanki que tenía a Australia como testaferro en el vano intento de modificar el texto de la Resolución de condena al bloqueo.

logo

El bloqueo norteamericano contra Cuba sufrió la mayor condena de la historia cuando el proyecto de resolución cubano recibió 183 votos a favor (182 en el 2005), una cantidad récord desde que hace 15 años fue aprobado por primera vez.

Votaron contra la resolución los cuatro de siempre: Estados Unidos, Israel, Islas Marshall y Palau. El segundo es una provincia norteamericana y los dos últimos son protectorados estadounidenses desde hace más de 60 años, y tienen las relaciones exteriores y el presupuesto controlados por Washington. Se abstuvo Micronesia. Estuvieron ausentes Nicaragua, Costa de Marfil, El Salvador e Iraq. El resto del mundo votó contra el bloqueo.  

En declaraciones, el canciller Felipe Pérez Roque afirmó que la decimoquinta condena al bloqueo de Estados Unidos aprobada en la ONU es la más importante que ha obtenido Cuba porque se logró en medio de difíciles condiciones y brutales presiones de Washington.

Un intento de modificar el texto, hecho por Estados Unidos mediante su testaferro Australia, fue derrotado completamente, lo que constituyó la primera victoria del día para Cuba. Desde el lunes, la representación norteamericana estaba presionando para conseguir quien presentara una proposición de cambio al texto cubano y solamente el día antes de la votación comunicaron con Australia, que se prestó como cómplice de la política imperial para presentar la maniobra yanki.

El intento fue frustrado por Cuba, cuando el embajador Rodrigo Malmierca solicitó una moción de no acción, que recibió el apoyo de 126 estados, mientras solo 51 votaron en contra y cinco se abstuvieron. Con ello, el ardid quedaba anulado.

Un corresponsal de PL citó varias intervenciones de delegados que quisieron explicar su voto de apoyo a Cuba. Anthony B. Severin, de Santa Lucía y en nombre de la Comunidad del Caribe; México se opuso también al cambio y lo calificó de intento peligroso porque con él se trataba de justificar una medida coercitiva, y el representante de Sudáfrica, Sivo Maqungo, en nombre del Grupo de los 77 (134 países), repudió la enmienda y ratificó el respaldo al documento cubano, como también lo hicieron Rusia y China.

Antes de la votación, Estados Unidos quiso justificar el bloqueo, pero recibió debida respuesta de la embajadora Ileana Núñez, quien condenó el recrudecimiento de la agresión a Cuba y señaló que Washington no tiene moral con su manía de desencadenar guerras de conquista, bombardear poblaciones civiles y torturar prisioneros.

Después de la votación, numerosas delegaciones se acercaron a la bancada cubana para felicitarla e indagar por la salud del Comandante en Jefe Fidel Castro.

  

 

Más de un millón de paquistaníes atendidos por médicos cubanos

Más de un millón de paquistaníes atendidos por médicos cubanos

El ejército de batas blancas que integra el Contingente Internacional Henry Reeve, cuya vanguardia llegó a Paquistán el pasado 14 de octubre del 2005 para prestar su ayuda humanitaria a las víctimas del devastador terremoto sufrido seis días antes, ha atendido 1 043 125 pacientes, de los cuales 439 894 son en trabajo de terreno en las comunidades de las montañas del norte de este país.

Lo anterior se conoció en el puesto de mando del contingente ubicado en Abbottabad, al cierre de la información estadística del pasado 23 de febrero. Asimismo se dijo que del total de pacientes, 503 881 son mujeres, lo que representa el 48.3 %.

En los salones quirúrgicos de campaña ubicados en los distintas instalaciones médicas cubanas en las provincias de NWFP y Cachemira paquistaní, las más afectadas por el sismo, los ortopédicos y cirujanos han realizado 10 920 operaciones de importancia, muchas de ellas de gran complejidad.

Además, las salas de ingreso de los hospitales de campaña cubanos, ubicados en 32 posiciones de la región del desastre, han dado ingreso por varios días a cerca de 6 000 pacientes para garantizarles una adecuada asistencia médica.

En el hospital de Data, en el distrito de Mansehra, ya es cotidiano ver a dos adolescentes de 14 y 13 años, transitar diariamente de la tienda de campaña de la sala de ingreso a la que ocupan los rehabilitadores y fisioterapeutas. Ambos son de Balakot y tienen un miembro amputado. Son víctimas del terremoto. Omer Zeb recuerda con mucha tristeza cómo debajo del techo de su casa y con su hermanita más chiquita apretujada a su pecho, se percató de que a ella se le fue la vida. Nasir Crujjar se quedó sin familia.

Ahora diariamente se le dan curas especializadas en las heridas de los miembros amputados y reciben sesiones de ejercicios para que el muñón se fortalezca y aumente su ángulo de movimiento, con el objetivo de recibir una prótesis que les permita reinsertarse en la sociedad y concluir después el tratamiento postprotésico.

Los niños Omer y Nasir son solo dos ejemplos de los 76 183 pacientes que han recibido un tratamiento fisioterapéutico en las instalaciones de campaña del contingente cubano, a quienes se les han aplicado 432 118 técnicas de rehabilitación y terapia física, utilizando entre otros los beneficios de equipos sofisticados como los de rayo láser.

La colaboración médica cubana en situaciones de desastres

Desde el triunfo de la Revolución en el año 1959, nuestro país ha mantenido como principio inviolable, su disposición de brindar ayuda solidaria  y desinteresada a todos los pueblos y naciones que han sido afectados por desastres naturales y tecnológicos, sin tener en cuenta diferencias ideológicas y sociales, inspiradas únicamente en el noble y humanitario sentimiento de mitigar el dolor y el sufrimiento que generan los desastres.

En el marco de lo que establece la Resolución Nº 169 aprobada por la 42ª Asamblea General de las Naciones Unidas para el Decenio de Desastres, la mano amiga y solidaria de Cuba se hizo presente mediante la colaboración médica, con personal y/o recursos, durante los terremotos de: Irán 1990 y Colombia 1999, en la epidemia de cólera de Perú en 1991, en el volcán Cerro Negro de Nicaragua en 1992, Erupción volcánica en la Isla Monserrat en 1995, intensas lluvias en Perú en 1998 y Venezuela en 1999, y el Huracán Georges en Dominicana en 1998, y Huracán Mitch en Nicaragua, Honduras y Guatemala en 1998.

No consideramos necesario detallar la colaboración médica que, en el orden asistencial y docente durante el decenio, han brindado más de 8 656 trabajadores de la salud en 57 países del Tercer Mundo ubicados Asia, Africa, América Latina y el Caribe y que han falta de asistencia médica que afrontan los mismos. contribuido, en gran medida, a aliviar los graves problemas higiénico-epidemiológicos y de falta de asistencia médica que afronta los mismos.

Un hecho de gran sensibilidad humana, en la atención de afectados por desastres, lo constituye el que, los pioneros cubanos brindaron sus hospitales pediátricos y el Centro de recreación de Tarará para que en ellos fueran tratados más de 18 000 niños y familiares afectados por el accidente de Chernovil en los últimos 9 años.

Coincidente con los enfoques de la OPS/OMS de brindar servicios de salud a los po- bres y grupos vulnerables, Cuba, a raíz del azote de los huracanes Georges y Mitch al Caribe y Centroamérica, elaboró un Plan Integral de Salud con miras a enfrentar la situación sanitaria post huracán y continuar las acciones para contribuir a la reconstrucción que ocurre en estos países.

Los Gobiernos de Centroamérica, en reunión de emergencia en El Salvador el 9 de noviembre de 1998, solicitaron a la comunidad internacional un conjunto de medidas para la rehabilitación y reconstrucción de los países de su región, trágicamente afectados por los devastadores efectos del huracán Mitch.

Cuba apoyó de inmediato las 7 medidas dirigidas a la comunidad internacional por los gobiernos centroamericanos, canceló le deuda contraída por Nicaragua con Cuba, único país de Centroamérica que tenía obligaciones pendientes con el nuestro, ascendente a 50,1 millones de dólares y expresó su disposición de poner, gratuitamente, al servicio de los países centroamericanos afectados por el huracán, por el tiempo que se requiriese, todo el personal médico que fuese necesario para atender de inmediato a los damnificados y convocó a los países desarrollados a aportar equipamiento técnico y medicamentos.

Ante la gravedad de la situación en estos países, nuestro gobierno propone y comienza a desarrollar el Plan Integral de Salud para Centroamérica y el Caribe, después ampliado a algunos países de África, a solicitud de los respectivos gobiernos.

El plan contempla el envío de todo el personal de salud necesario, así como la disposición de formar en Cuba profesionales de la medicina, con el objetivo de garantizar la continuidad del programa.

Principios Generales del Plan Integral de Salud

  • La cooperación que brinda el Gobierno de Cuba se basa en el envío gratuito de colaboradores de la salud especialmente médicos generales integrales por un período máximo de 2 años, al término del cual se enviarán relevos, excepto en Nicaragua que es de 1 año.
  • Se incluye además la formación de recursos humanos.
  • Las brigadas prestarán sus servicios en zonas rurales donde su labor no interfiera con la de los galenos del país en cuestión, con previa presentación de la documentación que acredita el nivel profesional de los trabajadores de la salud que Cuba les envía.

Áreas prioritarias en la cooperación

  • Atención integral de salud en el nivel primario y secundario.
  • Asistencia técnica.
  • Formación de recursos humanos.
  • Capacitación de recursos humanos en servicio.
  • Desarrollo de programas de salud.
  • Gerencia de programas de medicamentos.

A pesar de que no se ha recibido todavía ningún aporte especial de los países industrializados, este programa de colaboración médica, con la ayuda de diversas organizaciones no gubernamentales, los modestos recursos de los países afectados y las contribuciones de nuestro propio país cuyos recursos, como se conoce, son escasos, comienza a ser ya una prometedora realidad.

Se encuentran en estos momentos trabajando en los lugares más recónditos de América Latina y el Caribe  médicos y técnicos de la salud, en Guatemala, Honduras, Venezuela, Belice, Paraguay, Surinam y Haití, en otros países de África y Asia,  existe la disposición de enviar cuanto personal sea necesario en forma gratuita y por tiempo indefinido.

Dicho programa demostrará cómo puede hacerse mucho con muy poco. Nuestro país no posee grandes recursos económicos, pero sí un valioso y experimentado capital humano, parte del cual estamos en condiciones de poner a disposición de otros pueblos hermanos del tercer mundo.

Estamos conscientes de que nuestro aporte es modesto, pero no ignoramos que el hecho de que lo realice un país pobre y con grandes dificultades económicas como Cuba, se convierte en un estímulo para todos aquellos que, disponiendo de más recursos, pueden contribuir a la reconstrucción y al desarrollo en la medida en que lo requieren y lo merecen los países más pobres y sufridos de este hemisferio, de Africa y del resto el mundo.

Cuba pone en manos de la comunidad internacional  este plan, y manifiesta así su disposición de enviar sus médicos y técnicos a los lugares más apartados de los países más necesitados, y llama a todos a contribuir de una u otra forma para mejorar las condiciones de vida de los pueblos más requeridos de apoyo en nuestro planeta.

 

Felicitan Fidel y Evo a colectivo médico cubano

El Presidente de Cuba, Fidel Castro, y su homólogo de Bolivia, Evo Morales, hicieron llegar hoy un reconocimiento especial al colectivo médico de la Isla, el cual presta servicios en la localidad Guanuni, de aquella nación andina.
La felicitación reconoce el heroísmo demostrado por los 30 colaboradores cubanos que laboran allí, durante una situación excepcional recientemente suscitada en esa localidad minera.
El embajador cubano en Bolivia, Rafael Dausá, y el jefe de la brigada médica, doctor Armando Garrido, fueron los encargados de transmitir a los colaboradores el merecido homenaje de los líderes y pueblos de Cuba y Bolivia, por su eficaz desempeño en la atención a numerosos heridos y lesionados durante el conflicto social, lo que permitió salvar decenas de vidas.

Según los enviados especiales del noticiario, durante varias jornadas, de día y de noche y en condiciones muy difíciles, el personal médico de la Isla destacado en Guanuni supo cumplir su deber con valentía, gallardía, estoicismo y sensibilidad.

Los médicos cubanos recibieron un diploma de reconocimiento y próximamente visitarán a La Higuera y Valle Grande, lugares donde combatieron el Che y sus compañeros de la guerrilla.

Por su parte, los colaboradores cubanos enviaron al Comandante en Jefe un cuadro del Libertador, Simón Bolívar, firmado por todos ellos, como muestra de cariño, reafirmación y compromiso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cubanas en Attar Shisha

Llega la parturienta acompañada de varios familiares. Los dolores arrecian. Cerca de las 10 de la noche, en el hospital de Attar Shisha, en la carretera de Mansehra a Balakot, en Paquistán, los médicos cubanos reciben el caso. La doctora Míriam Salas asume la responsabilidad por estar de guardia. Ella tiene experiencia de otros alumbramientos durante su misión en Zimbabwe. Paciencia y mucha profesionalidad caracterizan el momento. Los minutos transcurren y nace una niña. Primera vez en este hospital que se hace un parto.La niña lleva por nombre Cuba. ¿Casualidad?

Las consultas siempre están en constante actividad.

En la misión cubana de ayuda humanitaria a Paquistán, después del terremoto del 8 de octubre, las mujeres representan casi el 50%. Las hay de todas las edades. Profesiones: Doctoras, enfermeras, intensivistas, instrumentistas, laboratoristas, técnicas, en fin, un contingente de mujeres preparadas en Revolución para enfrentar cualquier tarea por difícil que sea.

En Paquistán, un país donde mayoritariamente se practica la religión Islámica, es difícil interpretar el papel de la mujer cubana, alejada de su familia y de su casa, despojada de cualquier prejuicio, a la par del hombre, subiendo montañas, o en los lugares arrasados por el sismo, consultando y llevando mucho amor con su trabajo a aquellos que en estos momentos los alivia tanto una medicina como un gesto de cariño.

La doctora Salas Calvaire ya tiene en su haber en tierra paquistaní, dos partos. El segundo, otra niña que ahora le llaman Míriam. "Me llena de satisfacción —dice—y me reta a ser mejor, a no defraudar a quienes contribuyeron en mi formación, a nuestro Comandante en Jefe por darnos la posibilidad de estar aquí y a la Revolución que nos ha hecho grandes".

A Míriam, los primeros días, la vimos vestir el traje verde de salón quirúrgico en el hospital militar de Rawalpindi, donde nuestros ortopédicos y cirujanos dieron su primera ayuda. Ahora ella sobrepasa los 500 pacientes atendidos. La podemos encontrar a la entrada del hospital de campaña, auspiciado por la fundación Khubaib, así como en la sala de ingreso pasando visita.

"En Zimbabwe —señaló—, existía un cuadro de salud bastante deteriorado. Enfrentamos tuberculosis, SIDA, y ahora en Paquistán, por ser el clima muy seco, abundan mucho las infecciones respiratorias agudas (IRA), escabiosis, piodermitis, mucha sacrolumbalgia y otras afecciones de los músculos, gastritis y sepsis urinaria, entre otros."

María Victoria Echenique explica el tratamiento a las paquistaníes

Desde el 31 de octubre cuando llegaron los 22 médicos y una enfermera instrumentista a este hospital, el trabajo ha sido intenso, ya han consultado cerca de 5 700 pacientes lo que representa el 43% de los 13 000 habitantes de la zona, de ellos a más de 1 900 niños.

Las 37 camas de hospitalización distribuidas en las tiendas de campaña para mujeres y hombres, siempre están llenas. Además de las afecciones antes mencionadas, también encontramos pacientes con tuberculosis abdominal, paludismo y pelagra (déficit de vitamina B-6), todas raras para nuestro sistema de salud.

María Victoria Echenique está en la tienda de enfermería. No tiene el mismo confort que los salones del hospital ortopédico Frank País, de La Habana, donde trabaja, pero sí lo imprescindible para ejercer la acción médica en condiciones de emergencia, en campaña. Ahora termina de curar a un niño de unos siete años, quien sufrió de una herida en la cabeza. Cuando llegó al hospital, se le veía el cráneo.Desde la primera cura, este pequeño no se desprende de su lado. Lo llaman el hijo de María Victoria.

También la vemos charlar con tres mujeres, dándole indicaciones sobre el tratamiento. Unas palabras en urdu, otras en inglés, algunas en español. Señas por medio. Medicamentos.

La doctora Míriam Salas en plena función en la sala de ingreso.

María Victoria Echenique Pérez tiene una larga trayectoria como revolucionaria. Habla con orgullo de su militancia en la UJC desde los 16 años y su posterior ingreso al Partido. Del impacto de las misiones internacionalistas en las que ha participado, en lo personal y profesional, de sus dos años en el hospital de Malange en la República Popular de Angola y ahora en Paquistán. De sus cuatro décadas dedicadas a la enfermería.

"Me movilicé en cuatro horas. La misión era clara: ayudar a un pueblo golpeado por la fuerza de la naturaleza. Y aquí estamos dándolo todo. Es tremenda experiencia. El tiempo transcurre y ya se piensa en la jubilación, pero eso no quiere decir retirarme, porque cuando llegue el momento en que me necesiten, de nuevo diré presente", comentó María Victoria.

La vida en el hospital de Attar Shisha, no se detiene. Cuatro médicos consultan en la abarrotada área y no cesan su agitado ritmo hasta caer la noche. Otros pasan visita en las salas de hospitalización. En la primera cama un diminuto niño, acompañado de su madre, padece de una profunda desnutrición, al fondo, una joven con tuberculosis abdominal. Los médicos cubanos ponen las barreras entre la vida y la muerte.

Cuando un amigo se va...

El amigo sincero llegó desde muy lejos, en un momento oportuno. Tendió su mano franca y ayudó a los necesitados, sin importarle credo, inclemencias del tiempo ni barreras idiomáticas.

Tembló miles de veces la tierra, y cambió la vida a miles de paquistaníes. La sonrisa se convirtió en mueca de dolor, pero las piernas y el corazón de los miles de colaboradores cubanos estuvieron firmes en todo momento.

En lugares donde nunca había estado un médico, se instaló un hospital integral de campaña. En las altas elevaciones, las víctimas a la intemperie contemplaban cómo el esfuerzo de años lo perdían en segundos. Hasta allí, atravesando caminos obstruidos por los deslaves, en muchas ocasiones a pie y con la mochila a la espalda, llegaban las mujeres y hombres de bata blanca.

Cubanos en Paquistán

A medida que se iban conociendo cubanos y paquistaníes nacían la amistad y el reconocimiento mutuos. Unos con respeto sumo de las costumbres milenarias de este pueblo humilde, otros con admiración por las mujeres que con tanto desprendimiento asumían tareas solo diseñadas para hombres, y por el cariño con que eran tratados.

Hay quienes calmaron dolores de años. Conocieron las ventajas del rayo láser y la fisioterapia. Otros fueron operados por manos expertas que les devolvieron la vida. Hay quienes salieron para Cuba con un solo miembro y muletas y regresaron caminando por sí solos, gracias a una prótesis nueva de última generación.

Siete meses estuvo la misión médica cubana en Paquistán y atrás quedan, en las estadísticas, 1 743 244 pacientes atendidos, de los cuales el 49,1% son mujeres y el 46% fue tratado en visitas de terreno; las 14 506 operaciones, de las cuales el 46% son mayores, con un 0,22% de complicaciones; los 166 262 pacientes atendidos en la terapia física y de rehabilitación, aplicándoles 1 008 944 técnicas.

Ya en la cordillera del Himalaya, hay un antes y un después. La bandera del triángulo rojo y la estrella solitaria se diseminó por los lugares más inhóspitos. La medicina cubana demostró una vez más que con solidaridad se puede construir un mundo mejor. Los hijos de este pueblo de pastores saben que la mano franca de ese amigo sincero que se va queda muy adentro de sus corazones y cuando llega la hora es como si un familiar muy querido se tuviera que marchar.

Cubanos en Paquistán

Por las montañas del norte paquistaní ya están los recién nacidos que llevan por nombre Yanín, Míriam, Celia, Omar, Fidel, Raúl, Sol Lázaro.... La huella de esta proeza quedará para la historia, y miles de paquistaníes seguirán orando por mucha salud y vida para esos hermanos que han regresado a casa.

 

Contingente Henry Reeve: Triunfo de la vida sobre la muerte

La noticia impacta por exclusividad y trascendencia: Cientos de hombres y mujeres, profesionales de la salud, con mochilas repletas de medicamentos, acuden a apartados sitios del Planeta para asistir gratuitamente a comunidades seriamente damnificadas por fenómenos naturales y salvan millares de vidas humanas.

Es un hecho real demostrativo del triunfo de la vida sobre la muerte, sobre la base de un sentimiento de preocupación por la especie que debiera caracterizar el proceder de todas las personas.

 

Medicos cubanos en Pakistan

Lamentablemente, el suceso contrasta en un contexto internacional plagado de noticias de otro signo, que a diario refieren bombardeos y ametrallamientos indiscriminados contra niños y otros civiles, víctimas de la política guerrerista entronizada por el gobierno de Estados Unidos y sus coaligados para apoderarse de las riquezas petroleras del Medio Oriente.

Hace un año, el dos de septiembre de 2005, el presidente cubano Comandante en Jefe Fidel Castro, dio a conocer la creación de una brigada de mil 586 médicos y personal de la salud, debidamente equipada, dispuesta para ayudar a millares de damnificados por el huracán Katrina en Nueva Orleans, sur de Estados Unidos.

No era más que la aplicación consecuente de una política sostenida por Cuba a lo largo de los últimos 47 años, tras el triunfo de la Revolución. La administración de W. Bush no respondió al ofrecimiento cubano, y ello fue la premisa para que dos días después Fidel anunciara la nominación del contingente como Henry Reeve y el 19 informara la creación oficial de este grupo internacional de médicos especializados en situaciones de desastre y graves epidemias.

El primer aniversario de estos acontecimientos se inscribe hoy con un saldo hermoso de heroicidades y vidas humanas salvadas.

La misión inicial resultó Guatemala, a donde marcharon 687 profesionales el ocho de octubre de 2005, país centroamericano seriamente afectado por el huracán Stan.

Allí brindó atención a dos millones 374 343 habitantes de 69 municipios y salvó un estimado de cinco mil vidas humanas.

Poco después los brigadistas se hicieron presentes en Paquistán, severamente afectado por un cruento terremoto, donde afrontaron temperaturas de hasta 10 grados Celsius bajo cero y realizaron una tarea que incluyó la atención a más de un millón 700 mil pacientes.

El pueblo y gobierno pakistaníes admiraron la profesionalidad y la entrega de los dos mil 573 brigadistas cubanos --más de la mitad mujeres-en 32 hospitales de campaña.

Con posterioridad los médicos se trasladaron a Java,Indonesia, para prestar servicios de urgencia con dos hospitales integrales de campaña, pues cuatro millones y medio de personas habían sido afectadas allí por un terrible terremoto.

Bolivia también conoció el auxilio de los profesionales cubanos del Contingente, ante graves inundaciones sufridas.

¿Y quién fue Henry Reeve, al que Cuba rinde honores y con su nombre designa a la agrupación médica cuya fama crece en la misma medida en que se conoce su labor? Reeve, conocido como "El Inglesito", nació en Brooklyn, Estados Unidos, el cuatro de abril de 1840. Muy joven se incorpora a la guerra independentista cubana, donde se distinguió por su temeridad y valentía. Entre más de 400 acciones, participó en el rescate del patriota Julio Sanguily y en la batalla de Las Guásimas, donde se destacó por su capacidad militar y cualidades humanas.

 

Gravemente herido, el cuatro de agosto de 1876, a los 26 años de edad, el bravo norteamericano quien había servido a la causa cubana, antes que caer en poder del enemigo decide dispararse con su revólver en la sien.

Hoy su nombre, ejemplo de valentía sin límite, con orgullo identifica a los integrantes del ejército de hombres y mujeres de batas blancas que acuden al llamado de socorro de otros seres humanos en el mundo, y en nombre de la vida y de la Revolución Cubana ganan batallas cotidianas a la muerte.

Vicepresidente indonesio agradece ayuda de brigada médica cubana

Vicepresidente indonesio agradece ayuda de brigada médica cubana

Jusuf Kalla, vicepresidente de Indonesia, agradeció a la Brigada Internacional Henry Reeve de Cuba la ayuda solidaria que brindó durante tres meses en ese archipiélago asiático, víctima de un terremoto el 27 de mayo último.

 El intercambio de Kalla con el personal de salud cubano contó con la presencia de Jorge León, embajador cubano en Jakarta, y se desarrolló en un cálido ambiente. Ambas partes mostraron satisfacción por haber compartido ese periodo bajo condiciones de trabajo excepcionales. El vicepresidente indonesio destacó el beneficio que los galenos cubanos han proporcionado a las víctimas del desastre y expresó que estas acciones solidarias sellan los lazos de amistad entre ambas naciones.

 Añadió que el contingente Henry Reeve ha prestado un servicio muy importante al mitigar el sufrimiento del pueblo y destacó además que Cuba donó a Indonesia los equipos de dos hospitales de campaña, uno en Prambanan y otro en Gantiwarno, con los cuales prestó asistencia a los pacientes.

Comentó que con esa visita del equipo médico los nexos entre los dos países se estrecharon y manifestó sus deseos de que el presidente Fidel Castro se recupere pronto. El equipo médico que acaba de concluir su misión en esa nación del Sudeste asiático, lo integran unos 135 profesionales, entre galenos y el personal técnico y de enfermería. Ellos atendieron a más de 103 mil pacientes en los dos hospitales de campaña. Por su parte, Jorge León, jefe de la misión diplomática cubana en Indonesia, informó que además de brindar atención a pacientes y a damnificados, los especialistas cubanos realizaron 773 cirugías mayores, dos mil 436 operaciones menores y atendieron 34 partos.

La Brigada Internacional Henry Reeve fue creada por el Gobierno cubano por iniciativa, en agosto de 2005, del Comandante en Jefe Fidel Castro, y su primera misión se realizó en Paquistán.

Concluyen médicos cubanos misión humanitaria en Indonesia

Concluyen médicos cubanos misión humanitaria en Indonesia

Una brigada de médicos cubanos que llegó a Indonesia a raíz del violento terremoto del pasado 27 de mayo, el cual generó una severa crisis humana, concluyó con éxito su misión humanitaria y regresará en breve a Cuba.

 Galenos y el personal técnico y de enfermería, unos 135 profesionales, atendieron a más de 103 mil pacientes en sendos hospitales de campaña, donados por el gobierno de la isla, en dos sitios de la localidad de Klanten, informó el embajador cubano, Jorge León Cruz.

Ambas clínicas, una en Prambanan y la otra en Gantiwarno, quedarán en este país del sudeste asiático como un gesto de amistad y solidaridad de Cuba.

Así lo informó el diplomático en un acto de despedida a la brigada médica efectuado anoche en el Auditorio de Surakarta, regencia de Solo, según un despacho de la agencia indonesa de noticias (ANTARA). El sismo de 6.3 grados en la escala de Richter estremeció violentamente a Yogyakarta, antigua capital de Indonesia, en Java Central, con saldo de unos seis mil muertos y unas 300 mil familias sin hogar, que suman casi millón y medio de personas damnificadas. Además de la atención a pacientes y damnificados, los especialistas cubanos realizaron 773 cirugías mayores y otras mil 436 operaciones menores, y atendieron 34 partos, precisó León Cruz. El panorama en Yogyakarta empeoró cuando el cercano volcán Merapi amenazó con estallar. La montaña de fuego, la más activa en el inmenso archipiélago indonesio, entró en actividad e incluso llegó a escupir lava y espesos nubarrones de cenizas y rocas ardientes. Ante la inminente amenaza de una gran erupción tuvieron que ser evacuadas cerca de 30 mil personas. La situación de los damnificados en Yogyakarta y localidades adyacentes se agravó por la escasez de suministros básicos y la insuficiente capacidad para albergar a todos los afectados, en especial a los niños quienes enfermaban debido al frío nocturnal. Las autoridades indonesas destinaron fondos de emergencia para ayudar a las víctimas, e incluso algunos países del sudeste asiático, como Vietnam y Malasia, enviaron lotes de ayuda humanitaria. Pero la dimensión de la tragedia fue mucho mayor de lo previsto. El equipo médico cubano que concluyó su misión en Java Central, Indonesia, pertenece a la Brigada Internacional Henry Reeve, creada por el gobierno de la isla a instancia del presidente Fidel Castro en agosto de 2005. Fue establecida para auxiliar y prestar atención a pueblos afectados por desastres naturales como un gesto de humanismo del pueblo cubano y sus autoridades. Han brindado su aporte salvador, además, en Paquistán y Guatemala, entre otros sitios.

Relato de la nueva gran batalla de Fidel

Relato de la nueva gran batalla de Fidel

CON LA PASION DE SIEMPRE HABLO DE CHAVEZ, DE LA MEDICINA CUBANA... Y DE SU PROPIA MUERTE

El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz recibió al mediodía de hoy al Presidente de la Comisión de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Cámara de Diputados de la República Argentina, Miguel Bonasso, quien se encuentra en Cuba como representante personal del Presidente de su país a la reunión del Grupo de los 15, la cual sesionará mañana en ocasión de la XIV Cumbre del Movimiento de Países No Alineados.El líder cubano mostró cómo evoluciona su recuperación en el encuentro con el diputado argentino. También elogió a Hugo Chávez por su lucha para ingresar al Consejo Permanente de la ONU y por aliarse a sectores medios para “hacer los cambios democráticamente” y mostró su preocupación por terminar de editar sus memorias en vida.

Por Miguel Bonasso
Desde La Habana

 

Me había preparado para verlo, pero la realidad fue mucho más fuerte. Incluso le llevaba de regalo un ordenador de viaje. Es decir una suerte de cartuchera de cuero argentino, que en su interior tiene espacios predeterminados para papeles, tarjetas, pasaje, pasaporte, anotaciones varias, todo lo que necesita un viajero. Sé muy bien que Fidel Castro no lleva tarjetas de crédito ni dinero en sus travesías por el mundo, pero el modesto presente encerraba un mensaje subliminal: “Espero que pronto esté bien para volver a viajar”.

 Pero una cosa es lo que uno imagina, teme, desea, y otra bien distinta el hecho en sí. De pronto el llamado telefónico: “Esté a tal hora en tal lado”. Y nada más. Podía ser que lo viera personalmente o podía ser que me encontrara con algunos de sus hombres de confianza en una reunión preparatoria. No podía creer en mi buena suerte: era el primer invitado a la Cumbre del Movimiento de los No Alineados que tenía el privilegio de ver al Comandante en su recuperación, como ya lo habían visto antes de la Cumbre Hugo Chávez y Evo Morales.Estaba tan aturdido que olvidé hasta una elemental libreta de notas por si tenía la suerte suplementaria de que me hiciera una declaración.Pero al llegar a la cita supe que lo vería. Con sus colaboradores más cercanos recorrí el pasillo como en un travelling cinematográfico donde el visitante ve intensificarse la realidad a medida que avanza: al comienzo los hombres de su custodia vestidos de verde oliva, luego su médico personal siempre derrochando bonhomía, al final del largo corredor un trío compuesto por dos mujeres y un hombre alto, los tres de guardapolvo blanco. ¿Médicos, enfermeros? Por fin una señora muy amable que me introdujo en la habitación. Un cuarto austero, blanco, totalmente despojado de adornos. Fidel, que estaba sentado en una cama, con una mesa blanca y móvil por delante, se puso de pie para darme un abrazo.Vestía una bata color vino y un pijama haciendo juego y, por suerte, era el Fidel de siempre. Más delgado, es verdad, pero no tanto como lo habían mostrado unas fotos recientes.“Perdí cuarenta y un libras –me recordó–, pero estoy recuperando peso. Ya casi la mitad de lo que perdí.”Muchos kilos para quien ya parecía un hidalgo español de prosapia cervantina y ostenta ahora un perfil quijotesco.Nos sentamos para charlar. Eran las once y media de la mañana habanera de ayer y afuera reverberaba la canícula. El nudo que yo traía en la garganta se aflojó de golpe: puede sonar increíble, pero Fidel estaba tan lúcido y filoso como siempre. El mismo tono confidencial de conspirador que el oyente debe desentrañar, las mismas señas misteriosas o las acentuaciones gestuales de algún hallazgo verbal, alguna orden a sus colaboradores en voz bien alta, para demostrar que puede regresar a la oratoria en cualquier momento.“Ves”, subrayó. “Puedo hablar en voz bien alta si quiero.”Pasó un rato largo antes de que me hiciera la confesión que carga de peso existencial esta nota. Arrancó como siempre, apasionado por los hechos colectivos, políticos, poniendo lo personal en un tercer o cuarto plano de sombra. Estaba entusiasmado con el hecho de que Venezuela gane la batalla para ocupar un sitial en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. “Genio y figura”, pensé. El tránsito por la enfermedad y la presencia cierta de la muerte no han disminuido un ápice la intensidad de sus sueños y obsesiones.“No van a poder bloquear el ingreso”, aseguró. Y subrayó que su gran amigo Hugo Chávez Frías se ha convertido en un líder mundial. “Chávez ha ido creando un modelo indestructible. No es portador de un socialismo extremo, sino realista. Indiscutiblemente va a tener éxito en crear un gran partido que reúna y represente a todos los revolucionarios venezolanos. Los diversos partidos que lo apoyaban han respondido bien a su convocatoria para lograr la unidad. Además –agregó– ha prometido realizar todos los cambios democráticamente, consultando al pueblo. No es extremista. Ha prometido cooperar con las capas medias y el respeto y la colaboración con las empresas privadas que acaten los principios de la revolución. Además ha desarrollado programas sociales que no tienen paralelo en el mundo y que lo convierten en un líder imbatible. Pienso que un pueblo tan saqueado como el venezolano merece este cambio. Y veo con alegría el impulso hacia la integración de América latina, en la que Venezuela será un ejemplo de lo que se puede hacer cuando un país pone sus recursos al servicio del pueblo. Chávez no sólo usa bien esos recursos sino que los multiplica con medidas fiscales que antes no se tomaban.”Después abordó el tema de la “Operación Milagro”, uno de los programas de salud que más lo apasiona. Y lo hizo con la misma intensidad de siempre. Como si no hubiera pasado por el filo de la navaja dejando en terrible suspenso a millones de personas. Recordó que en apenas dos años, unos 400 mil latinoamericanos habían sido operados de cataratas, pterigium y otras enfermedades de la vista con la nueva técnica oftalmológica desarrollada por los médicos cubanos. Y que todas esas operaciones, muchas de las cuales se habían llevado a cabo en Cuba, habían sido gratuitas, en beneficio de los latinoamericanos más pobres.Al rato Fidel me ofreció más café, mientras nos sacaban un montón de fotos. Con su sempiterno entusiasmo, me comentó admirado: “Son increíbles estas cámaras digitales”.Nos íbamos acercando a la confesión. Sobre la mesa había un libro voluminoso. La portada sobria, bien realizada, anunciaba Cien horas con Fidel. Y abajo: “Conversaciones con Ignacio Ramonet. Segunda edición. Revisada y enriquecida con nuevos datos”.Algunos meses antes había visto con inocultable envidia la primera edición de esa megaentrevista en la que el líder cubano pasa revista a su vida y a la historia mundial que lo destaca como uno de sus principales protagonistas. En junio último, el Comandante me había mostrado sus correcciones manuscritas a las respuestas de la primera edición. Las preguntas de Ramonet, obviamente, habían sido respetadas por el entrevistado. A fines de julio, cuando volví a verlo en Córdoba, viajaba acompañado por las pruebas de página, en pleno proceso de revisión y aumento. Pero nunca hubiera imaginado lo que ocurrió tras la operación del 27 de julio.“Lo seguí corrigiendo en los peores momentos –musitó–. No paré de corregirlo. No creas que lo hice cuando mejoré. Desde los primeros días. Y lo hice no sólo por su contenido sino porque le había prometido al pueblo que lo revisaría antes de publicarlo. Así que pasé muchas horas dictándole a Carlitos (Valenciaga, su secretario). Muchas horas.”Entonces me miró, con los ojos muy abiertos y esa expresión como de asombro que le redondea la boca cuando tira un dardo decisivo, para aclarar en un tono profundo, pero despojado de énfasis y dramatismo:“Quería terminarlo porque no sabía de qué tiempo dispondría”.La sombra del gran límite, de la imposibilidad de toda posibilidad, anidaba todavía en el fondo de la mirada como un fondo de café. Comenté:“Otra gran batalla”.Asintió en silencio y agregó:“Estas cosas te las cuento como amigo y escritor”.Después se excusó de no poder regalarme el libro por razones protocolares, hasta entregar una copia a los jefes de Estado que concurren a la reunión del Movimiento de No Alineados. A nuestro lado, el infatigable Carlitos Valenciaga –el joven colaborador que leyó la histórica proclama sobre el traspaso de poderes– ponderaba algunas incorporaciones a esta nueva edición aumentada:“Hay cartas inéditas a Sadam Hussein recomendándole que se retire de Kuwait. Las cartas a Nikita Kruschev contextualizadas”.Sobre la mesa blanca había también un folleto reproduciendo la portada del libro con la siguiente leyenda: “Capítulo 24 - Los sucesos de abril de 2002 y otros temas de América latina”.“Está traducido a nueve idiomas”, aclaró Valenciaga. Pedí uno para reproducirlo como anticipo en Página/12, después que se le entregara a los jefes de Estado. En particular a dos amigos fieles que el Comandante aguarda con impaciencia: Chávez y Evo Morales. En ese capítulo 24, además de las intimidades del fallido golpe contra Chávez, el lector encontrará interesantes reflexiones sobre los militares nacionalistas y progresistas de América latina, como Omar Torrijos, Juan Velasco Alvarado o el propio Juan Domingo Perón. Y referencias agudas a la derrota de Carlos Menem y el triunfo de Néstor Kirchner en 2003.Se acercaba el momento de la despedida. La charla se había prolongado durante hora y media. Fidel señaló el modesto televisor que tenía frente a la cama (nada de plasma ni equipo estereofónico) y comentó:“La tele está cada vez más violenta. Todo es de una violencia extrema. Todo es publicidad y violencia. Desde las ficciones hasta los noticieros internacionales”.Le dije, con total sinceridad, que me iba muy contento de verlo tan bien.“Todo en su justo medio”, advirtió, mientras me daba un apretón de manos. “No hay que olvidar que la máquina a reparar ya tiene ochenta años.”  

Fuente: http//www.pagina12.com.ar

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Graduará Cuba 116 profesionales de la salud de Haití

Graduará Cuba 116 profesionales de la salud de Haití

Cuba realizará este curso la segunda graduación masiva de galenos haitianos, integrada por 116 profesionales, quienes cursaron estudios en la Facultad Caribeña del Instituto Superior de Ciencias Médicas, en Santiago de Cuba.

Esa formación de fuerza calificada para el sector sanitario se considera una noble contribución hacia un pueblo hermano afectado por la pobreza, y es el resultado de la hermosa página de solidaridad de la docencia médica superior en Cuba. Directivos del centro universitario explicaron que los egresados concluyeron el último semestre del sexto año de la carrera en su país de origen, período durante el cual vincularon la docencia y la labor asistencial en las postas médicas junto a profesores cubanos. Durante la actual etapa también se gradúan galenos y técnicos de otras naciones como Brasil, Nicaragua, Santa Lucía, Paraguay, Guyana, Mali, Venezuela, Panamá, Bolivia y Portugal, entre otros. El pasado curso escolar 128 profesionales de Haití formaron parte de la primera promoción y al igual que el actual grupo recibieron una sólida formación ética y profesional, como garantía para brindar una atención de calidad. En la universidad médica de Santiago de Cuba, fundada hace 44 años, estudian mil 200 jóvenes de más de 40 países. Específicamente en la Facultad Caribeña se preparan alumnos de Haití, cuya matrícula es de unos 600, de Mali y Djiboutí. La institución santiaguera ha graduado a más de mil profesionales extranjeros en cuatro décadas y es ejemplo de los principios humanistas de esta enseñanza en Cuba, contrario a los intereses mercantilistas que propugna el capitalismo. Otra muestra de la amistad en el campo de la docencia se pone de manifiesto en la labor que realizan profesores del instituto en facultades en Venezuela, Gambia, Yemen y Ghana.

La Salud en Cuba

La Salud en Cuba

 Sistema de salud cubano como alternativa viable

En las naciones industrializadas la salud es sinónimo de lucro, se venden los fármacos y hay que pagar el seguro social, el acceso a hospitales, a los médicos y enfermeras; el paciente se convierte en cliente de un sistema que cobra por vender salud, sin embrgo el sistema médico cubano es de alcance universal, gratuito y accesible en todo el archipiélago.Ejemplo de ello tenemos como Cuba ha podido controlar la epidemia del SIDA mediante un programa que se inicia con la prevención comunitaria y alcanza hasta los tratamientos más avanzados con antirretrovirales de producción nacional, similares a los de países desarrollados.

La salud pública concentra gran parte de sus recursos en el mejoramiento de la atención primaria como base de todo el sistema. Para ello fueron reparados y reequipados con modernos medios 238 policlínicos, con lo cual se mejoran y amplían notablemente los servicios brindados a la población en sus propias comunidades. Se acometen asimismo obras de reparación capital y la modernización con medios diagnósticos y terapéuticos en hospitales generales y especializados. El 2005 cierra con impresionantes indicadores demostrativos de los avances operados en el terreno de la salud. Los de mortalidad infantil y materna, por ejemplo, son comparables, y en algunos casos inferiores, a los registrados en países desarrollados.

En una esfera tan vital como la salud, reciben el beneficio de importantes inversiones, que abarcan la totalidad de los 444 policlínicos, 107 de ellos ya totalmente transformados y 34 en ejecución. A esto se añaden las labores de reconstrucción y modernización que se llevan a cabo en 27 hospitales, como parte de un programa que abarcará igualmente a todos; la apertura de 217 salas de fisioterapia en los policlínicos, los que en su totalidad contarán con este servicio a fines del próximo año; se han creado 24 nuevos servicios de hemodiálisis, 88 ópticas y 118 centros de terapia intensiva en los municipios que por carecer de hospitales quirúrgicos no disponían de este valiosísimo recurso médico que ha salvado ya miles de vidas.

El programa de reequipamiento tecnológico en plena marcha beneficia a la totalidad de los servicios primarios y secundarios con que cuenta el país, con la gran ventaja adicional de acercar los servicios médicos más importantes y de calidad a los hogares y lugares de residencia de la población.

En el sector de la salud, las inversiones reciben un significativo impulso durante el primer semestre, como jamás pudo hacerse en el pasado. Se concluyeron las 448 salas de rehabilitación que necesitaba el país.

Han recibido reparación capital 123 policlínicos. De los 444 policlínicos existentes, casi la totalidad cuenta ya con electrocardiógrafos, 396 han recibido por primera vez equipos de ultrasonido con tres transductores y 115 cuentan con equipos nuevos de rayos x. En cada uno de ellos se instalará el servicio de endoscopia; cada uno cuenta en la actualidad con 4 computadoras y una biblioteca y 368 han sido ya conectados con Internet.

Desde el 2004 se cuenta con 118 salas de terapia intensiva en municipios que lo requerían, donde, hasta febrero del 2005, se habían atendido 42 561 pacientes, de los que se salvó la vida a 13 025, el 92% de los que presentaban riesgo inminente de muerte.

Las clínicas estomatológicas han recibido 851 conjuntos dentales nuevos.

Están en proceso de remodelación, ampliación y equipamiento más de 50 hospitales, para prestar servicios de excelencia a pacientes nacionales y del exterior. El programa se inició en el 2004 con un costo calculado en 835 millones de dólares, que incluyen equipos de última generación valorados aproximadamente en 400 millones de dólares, como 27 tomógrafos computarizados de un corte, con lo cual disponen ya de él todas las provincias del país; 9 de 64 cortes, 8 de resonancia magnética y 8 de ultrasonido tridimensional, que por primera vez se emplearán en Cuba.

El programa se acompañará con la construcción de 44 alojamientos hospitalarios, que sumarán 6 886 habitaciones. Se emplearán igualmente, en servicios internacionales de salud, numerosos hoteles de tres y cuatro estrellas.

El país cuenta ya con capacidad de operar y prestar servicios en todas las ramas de la oftalmología a cientos de miles de pacientes. Cien mil hermanos venezolanos los recibirán el presente año, en el que han sido operados hasta el 25 de julio, 25 024 pacientes de ese país y una cifra similar de cubanos.

No menos de 15 000 ciudadanos de la comunidad del Caribe recibirán servicios de oftalmología entre la segunda quincena de julio del 2005 y junio del 2006. Venezuela y Cuba han ofrecido prestarlo igualmente a otros 100 000 latinoamericanos en el mismo período. Se trata de una hazaña solidaria y humana sin precedentes en la historia del mundo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres